Monthly Archives: December 2014

globalizacion

El futuro de la formación profesional

La situación socio-económica del mundo en la actualidad obliga a replantear los sistemas de formación y los métodos de cualificación de los candidatos. El avance de la globalización sobre la mayoría de las economías, los cambios en las estructuras organizacionales y la integración de nuevas tecnologías requieren una vinculación entre el sistema productivo y educativo como nunca se ha visto hasta el momento.

Hoy en día, los problemas de desempleo, subempleo y empleo precario son una preocupación que merece la máxima prioridad para el estado español. De esta forma, para asegurar un nivel de calidad de vida mínimo, las políticas apuntan cada vez más a crear sistemas educativos que apunten directamente a formar profesionales dirigidos a puestos de trabajo competitivos que se adecuen a los nuevos estándares internacionales. La razón de esto es simple, un nivel educativo más alto dentro de la población activa aseguran mejores posibilidades para el desarrollo de sectores que se adelanten tecnológicamente y añadan mayor valor a los productos finales.

Para entender mejor como estos cambios afectan los requerimientos que un profesional debe asegurarse poseer en estos tiempos, analicemos cada cambio por separado:

Globalización: La libre circulación de capitales, servicios, información y tecnología, está provocando que los profesionales deban tener una mayor flexibilidad, versatilidad que antes. De esta forma, es necesario el conocimiento no solo de los mercados del propio país, si no también tener un conocimiento global o macro de los mercados internacionales. Por otro lado, esto provoca también que la competencia aumente, por lo que el profesional actual se debe preparar para luchar por una misma posición dentro de una compañía con gente de todo el mundo.

Innovación tecnológica: Alrededor del mundo, la tecnología de la información esta dominando cada rincón de la economía. Haciendo que lo aprendido hoy deje de ser aplicable mañana. Por esta razón, el profesional actual debe mantenerse en una constante actualización , adaptándose a los cambios y nuevas necesidades del mercado. Es así, como los cursos para adultos avanzados son muy populares y necesarios en la actualidad.

Nueva organización del trabajo: las estructuras organizativas actuales están dejando atrás las jerarquías, caracterizándose cada vez más por el trabajo en equipo. Es por esta razón que en el mundo laboral del nuevo milenio, las habilidades interpersonales, la comunicación y el liderazgo son competencias profesionales muy tenidas en cuenta, las cuales pueden hacer la diferencia a la hora de ascender profesionalmente.

Desempleo y segmentación social: Hoy se está viendo una segmentación del sector demográfico más envejecido, debido principalmente a que los puestos de trabajo están pasando del sector de producción al sector de servicios. Así, los profesionales que no hayan podido adaptarse a este cambio padecerán una dificultad cada vez mayor para encontrar empleo.

En resumen, los cambios socio-económicos que se están dando actualmente obligan a adquirir una formación profesional más versátil, amplia y flexible, así también como una constante actualización de los conocimientos. Sin embargo, las oportunidades laborales para las personas que entiendan esto ira en aumento. Las carreras como administración de empresas, ingeniería industrial e informática, derecho, economía y medicina son las que más oportunidades profesionales ofrecen.

moocs-cursos

Qué son los Moocs

Los Moocs han llegado para quedarse. Y cada vez más gente hace uso de ellos. Son, indudablemente, una herramienta muy interesante que usada adecuadamente y de forma complementaria a otras herramientas formativas puede tener un gran resultado.

Pero empecemos por el principio: Qué son los MOOC’s

Acrónimo en inglés que traducido significa, Curso online masivo y abierto. Es una modalidad aparecida en los últimos años como resultado de las posibilidades que ofrece en la actualidad internet y las redes sociales. Cuyo origen podemos situar en la filosofía del código abierto. Para considerar un curso como MOOC es necesario que cumpla una serie de características: Que sea abierto, multitudinario, a través de internet, y tratarse de un curso.

Los MOOC son abiertos, por tanto gratuitos, característica fundamental que ha provocado su tremendo éxito. Por lo menos si nos atenemos a los números de inscritos que pueden llegar a tener. Desde miles a cientos de miles, como ocurrió en 2011 en un curso de inteligencia artificial organizado por Udacity.

Otra de las características fundamentales que han convertido en un gran éxito a los MOOC es que estos han sido promovidos e impulsados por las más prestigiosas universidades de los Estados Unidos. Por ejemplo, Yale, Stanford, MIT o Harvard. Los cursos se han adaptado, proceso que continúa y continuará durante largo tiempo, a la realidad de la formación online. Pero la indudable calidad de los cursos y el prestigio de las universidades implicadas en su desarrollo convirtió a los MOOC en un éxito casi instantáneo.

Es evidente que este desarrollo desde las universidades americanas, ha provocado que el epicentro de este desarrollo, una vez más, tenga una visión claramente anglosajona. Sólo ahora las universidades hispanas han comenzado a reaccionar y subirse al carro de los MOOCs. Aunque de forma mucho más tímida y con resultados muy desiguales dependiendo del país. Es probablemente México el país de habla hispana que más adelantado se encuentra, probablemente por la cercanía geográfica y la influencia americana.

Los Moocs son una gran oportunidad de formación, y además, con una indudable calidad de los contenido formativos. Aprovechar cursos de las más prestigiosas universidades americanas está al alcance de cualquiera a través de internet. El único problema actualmente puede ser el idioma, al tratarse de contenido en inglés, aunque poco a poco aparecen soluciones para que no sea un impedimento total. Como los subtítulos de los vídeos.  También tenemos cursos ofertados por universidades hispanas, aunque por desgracia, en un número mucho menor y con cursos de calidad muy desigual comparados con la oferta en inglés.

Por lo tanto estamos ante una gran oportunidad, totalmente gratuita, para formarnos con algunas de las mejores universidades del mundo.